¿Qué es Lean Thinking o el Pensamiento Lean? Puede que te venga a la cabeza Lean Manufacturing, Lean Startup… pero estos son solo ejemplos de interpretaciones Lean según el ámbito en el que se aplica. La base del pensamiento Lean es muy sencilla: medir y obtener datos de forma contínua para eliminar o corregir aquellas tareas o procesos que no aportan valor al producto final o al cliente final, y para potenciar aquello que sí aporta valor, todo esto con el foco puesto en la mejora contínua.

¿Qué es Lean thinking?

Ser Lean es crear valor y reducir desperdicio (aquello que no crea valor) con el objetivo de reducir costes y mejorar la productividad, la eficiencia y la calidad. Podéis estar pensando que esto no es ninguna novedad y que realmente ese es el objetivo de cualquier organización, pero en la práctica no es así. ¿Cuántas tareas de las que se realizan son verdaderamente útiles para el producto final? ¿Cuántas reuniones inútiles o poco productivas se realizan a lo largo de la semana? ¿Cuánto tiempo se pierde realizando tareas repetitivas que se podrían automatizar? ¿Cuánto tiempo se pierde realizando incorrectamente tareas debido a una mala comunicación entre departamentos o cadenas de mando? En algunas empresas el “desperdicio” (cualquier tarea o elemento que consume recursos sin aportar valor) puede llegar al 90% del trabajo realizado.

¿Qué es Lean Thinking o el Pensamiento Lean? Clic para tuitear

Lean Thinking y los desperdicios

Qué-es-Lean-Thinking-2

A veces es difícil identificar estos desperdicios, pero están ahí. Estos son algunos ejemplos de desperdicio en la empresa:

Desperdicios relacionados con la información:

¿Cuántas veces hemos trabajado con datos que no son útiles? ¿Y cuántas veces hemos necesitado datos que no nos han proporcionado? O otro caso más común: ¿Cuanto tiempo hemos dedicado a procesar datos que podrían haber sido dados de forma automática por alguna herramienta digital?

Un ejemplo: Herramientas como Zeppelean te ayudan a procesar automáticamente los resultados de las evaluaciones de competencia en la empresa. Automáticamente tienes un panel que te clasifica a tus empleados para detectar tu mayor talento, y detectar también aquellos que necesitan un empujoncito. Esto permite que dediques tu tiempo a pasar directamente a la acción, no a procesar datos. ¡Esto es ser Lean en los RRHH!

 

Desperdicios relacionados con los procesos:

Un gran ejemplo son las aprobaciones por parte de los superiores. ¿La cantidad de personas que deben aprobar una decisión o supervisar una tarea es la necesaria? ¿O solo entorpecen y retrasan la toma de decisiones generando cuellos de botella?.

Desperdicios relacionados con el entorno físico:

Viajar para realizar una reunión puede ser una pérdida de tiempo y dinero existiendo herramientas de videollamada como Skype o Appear.in

Otro ejemplo muy común en la empresa lo encontramos en las formaciones presenciales. Algunas de ellas se han vuelto muy tediosas por una gran cantidad de problemas:

  • Altos costes en formadores
  • Pago de horas extras o asumir el coste de oportunidad de parar la producción
  • Poca flexibilidad en cuanto a la asistencia
  • Escasas formas de medir el impacto o la retención de conocimientos

Herramientas para realizar formaciones online como Zeppelean Academy solucionan estos problemas. Al digitalizar la formación ahorramos costes, la formación se vuelve más flexible (hazla donde quieras y cuando quieras, siempre respetando la fecha límite) y obtienes muchos datos para estudiar el progreso de los cursos y quienes están reteniendo mejor el conocimiento.

Desperdicios relacionados con los recursos humanos:

Interrupciones, falta de formación, desaprovechamiento del talento, falta de motivación, responsabilidades difusas…

Precisamente este último tipo de desperdicios deben ser la prioridad del departamento de los recursos humanos y son mucho más fáciles de solucionar de lo que parece con las herramientas adecuadas, como por ejemplo, la gamificación aplicada a los RRHH o con herramientas como Zeppelean.

Si quieres saber más sobre cómo aplicar Lean al departamento de RRHH, lee este post.

Cómo aplicar el pensamiento Lean

Tu estrategia para empezar a ser Lean puede ser más sencilla o más compleja, pero la base de toda estrategia Lean es la medición. Si no mides no puedes mejorar. El objetivo a largo plazo del pensamiento Lean es la mejora continua y esto solo es posible midiendo y analizando.

¿Ya sabes qué es Lean thinking? ¿Estás listo para ser Lean?

3 comentarios en “¿Qué es Lean Thinking o el Pensamiento Lean?

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha *