Uno de los mayores quebraderos de cabeza del departamento de Recursos Humanos es cómo solucionar un conflicto laboral de forma ágil y de una vez por todas, pero ¿cómo se consigue que dos personas entierren el hacha de guerra si parece que la situación sea irreconciliable? Sigue leyendo.

Jefes preocupados porque sus empleados no cumplen con los objetivos, trabajadores que se culpan entre sí del bajo rendimiento o dos empleados que no consiguen limar las asperezas existentes entre ellos y, por tanto, enturbian el clima laboral; el conflicto laboral puede desatarse por cualquier sitio. Por eso, hemos preparado estos cuatro pasos que nos ahorrarán tiempo a la hora de resolver un conflicto laboral.

Paso 1: identifica la causa del conflicto laboral

Una de las razones por las que se genera un conflicto laboral es porque los trabajadores no saben qué se espera de ellos. ¿Un jefe de equipo está molesto porque sus empleados no están consiguiendo sus objetivos? El bajo rendimiento puede estar provocado por puro desconocimiento. ¿Dos empleados no paran de discutir por las tareas, alegando que es responsabilidad del otro hacerlas? Vale la pena que se elabore un listado con las funciones de cada puesto y se defina quién tiene el poder de decisión en estos casos, solo así podremos solucionar un conflicto laboral.

¿Quieres mejorar la organización y la mala comunicación de tu empresa? Usa Zeppelean para aumentar la productividad y la motivación de tus empleados. ¡Solicita una demo en la web!

Paso 2: deja que ambas partes se expliquen

No es la primera vez que se observan trabajadores descontentos con sus jefes al ver que les exigen más sin obtener nada a cambio. En estos casos, para solucionar un conflicto laboral es esencial que cada uno exprese sus necesidades y se escuchen mutuamente para ponerse en la piel del otro, por tanto, el enfoque debe ser siempre transparente y sincero.

Cómo solucionar un conflicto laboral

Paso 3: consigue un acuerdo entre ambas partes

Decidir quién tiene razón y quién se equivoca no es resolver un conflicto laboral, sino encontrar una solución que se ajuste a ambas partes. Para solucionar un conflicto laboral, lo mejor es centrarse en las necesidades de cada persona y acercar posiciones hasta que se genere una situación win-win en la que ambas partes se ven parcialmente beneficiadas. No te olvides de detallar el procedimiento a seguir y hacer hincapié en los puntos donde ambas personas estén de acuerdo (como puede ser las consecuencias negativas si no se consigue solucionar el problema).

Para resolver un conflicto laboral, debemos encontrar una solución que se ajuste a ambas partes Clic para tuitear

Paso 4: determina un plan de seguimiento

Cuando hayan llegado a un acuerdo, asegúrate que ambas partes están realmente implicadas al solucionar un conflicto laboral y fija una reunión a las dos o tres semanas para comprobar si, efectivamente, ya han podido solucionar el conflicto laboral y ambas partes pueden desempeñar su trabajo con normalidad. Si, por el contrario, el conflicto sigue sin solucionarse, ten a mano otras alternativas preparadas.

María Tatay

Traductora de profesión y comunicadora por vocación. Aporto un poco de la magia de los videojuegos a la vida real a través de @BePrisma_.

2 comentarios en “Solucionar un conflicto laboral en cuatro pasos

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha *