Es fácil que le apasione su trabajo a un diseñador, un publicista o un marketer, pero ¿y si tus trabajadores trabajan en una cadena de montaje? ¿O limpiando superficies? ¿O de vigilante? Las empresas del sector secundario se las ven y se las desean para motivar a sus empleados. ¿Se puede tener pasión por un trabajo monótono? ¿Cómo motivar trabajadores que hacen todos los días exactamente lo mismo?


Los números juegan en contra de los empleados del sector industrial: según las últimas estadísticas, el 43 % de los puestos de trabajo podrían desaparecer y ser sustituidos por una máquina. Con ese panorama, es entendible que la motivación de estos trabajadores esté bajo mínimos. ¿Cómo pueden recuperar nuestros empleados la chispa por su trabajo monótono y anodino?

¿Cómo pueden recuperar nuestros empleados la chispa por su trabajo monótono? Clic para tuitear

La solución es simple: cuestión de perspectiva. Y no hay nada mejor que una historia para ilustrar lo que decimos. Cuentan que cuando John F. Kennedy visitó las oficinas de la NASA por primera vez en 1961, se cruzó con el responsable de mantenimiento, cuando el presidente le preguntó que qué hacía, él respondió con orgullo: “Señor, estoy ayudando a enviar a un hombre a la Luna.”

Probablemente, lo primero que nos ha venido a la mente al pensar en el responsable de mantenimiento es el monótono trabajo y poco apasionante tarea de fregar suelos o vaciar las papeleras, pero sin embargo, el trabajador tiene una perspectiva de su trabajo que va más allá de lo que hace en su día a día. Lo que acabamos de leer es un ejemplo claro de que ese trabajador está altamente vinculado a su trabajo y realmente se siente parte de una cadena que funciona gracias a la coordinación de todos sus eslabones.

Un trabajador motivado tiene una perspectiva que va más allá de lo que hace en su día a día. Clic para tuitear

Este resultado no es fortuito, su explicación reside en la psicología. Como ya hemos visto en anteriores ocasiones, la motivación del empleado se asienta, primero, en conocer y compartir la visión de la empresa, segundo, en conocer y compartir el impacto de tu trabajo en el negocio y, por último, en conocer y entender cuál es la recompensa por dicho trabajo.

Así que, consejo rápido para todos los CEOs y gerentes del mundo: contratad personas que compartan vuestros valores de empresa y haced visible cómo su esfuerzo diario se alinea con los objetivos de la empresa, solo así combatiremos la monotonía y lograremos mantener su motivación bien alta, independientemente de lo monótono que sea su trabajo.

Si quieres empezar a utilizar una plataforma que te ayude a fijar objetivos y otorgue feedback continuo a tus trabajadores, aquí la tienes: empieza a usar Zeppelean ya.

María Tatay

Traductora de profesión y comunicadora por vocación. Aporto un poco de la magia de los videojuegos a la vida real a través de @BePrisma_.

Un comentario en “¿Se puede tener pasión por un trabajo monótono?

  1. ¡Me ha gustado mucho la perspectiva! Efectivamente, es mucho más difícil motivar a quien no tiene una visión a largo plazo de su función en la empresa, y quien se ve como una pieza insignificante tiende a perder el contacto con la misión de la empresa. Obviamente, depende tanto del empleado como del empresario ajustar esta perspectiva para motivar correctamente al currela.

    Me alegro de haberlo leído y me lo apunto para mis charlas.

    Saludos de otro traductor que comunica y tiene un sitio que empieza por Prisma 🙂

    Carlos

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha *