Gamificación y cultura de empresa. Claves y herramientas para enamorar a los empleados

cultura de empresa y gamificacion

La gamificación está invadiendo la empresa con resultados espectaculares. ¿Pero gamificación y cultura de empresa son términos compatibles? ¡Por supuesto! Especialmente en un momento donde necesitamos trabajar más que nunca nuestros valores organizacionales para atraer y retener el mejor talento, y para estandarizar procesos. Como queremos ayudaros, en este artículo os traemos herramientas y claves para trabajar la cultura de empresa con gamificación. ¡Seguid leyendo!

Monster Culture: Recompensa a tus empleados

gamificación cultura de empresa

La primera herramienta de gamificación y cultura de empresa es Monster Culture. Seguramente habréis oido hablar de los programas de fidelización donde los empleados ganan puntos al realizar acciones corporativas, y estos puntos pueden ser canjeables por premios. Monster Culture le ha dado una pequeña vuelta de tuerca a este concepto.

La misión principal de los empleados es cuidar de una mascota virtual. Como si se tratara de un “sim” o un tamagochi, nuestra mascota tiene una serie de barras de necesidades. Si las barras están llenas, nuestra mascota estará feliz. Si las barras están vacías, nuestra mascota estará triste. Para subir esas barras los empleados deberán hacer una serie de acciones. Por ejemplo, la barra de conocimiento se rellena haciendo formaciones. La barra de equipo se rellena realizando acciones de team-building. La barra de implicación se rellena asistiendo a los eventos que organiza la empresa. ¿Lo vamos entendiendo? Esas barras irán bajando con el tiempo de forma automática, así que deberemos estar continuamente realizando misiones para mantener las barras altas y que nuestra mascota esté feliz.

gamif

Además, al superar misiones los usuarios también ganan una cantidad de monedas virtuales canjeables por premios dentro de la plataforma. 

Una de las ventajas de Monster Culture es que la mascota se puede personalizar para adaptarse a la imagen de la empresa. Y aquí podemos encontrar una de las principales claves de la gamificación y cultura de empresa: la personalización. Nuestros valores deben empapar todo lo que nos rodee. 

Pero esta mascota también nos da una segunda clave: nuestra mascota nos sirve como cuadro de mandos. Esta mascota no solo motiva a realizar acciones, sino que nos da feedback sobre si estamos encajando correctamente en la cultura empresarial. Muchos empleados creen que sí están haciendo suficiente por el encaje cultural aunque en realidad no sea así. Y mientras nadie se lo diga, van a seguir creyéndolo. Pero obviamente los responsables de RRHH no pueden ir detrás de todos y cada uno de los empleados para advertirles sobre este problema.

El avatar funciona como cuadro de mandos automático para que los empleados se pongan las pilas en cuanto a la cultura de empresa. Y aun así, gracias a la digitalización, el departamento de cultura de empresa o el departamento de RRHH tendrá un panel donde podrá observar qué empleados se toman más en serio la cultura de empresa y qué empleados la ignoran. ¡Unos datos muy útiles!

Podéis saber más sobre Culture Monster aquí.


Zeppelean: Mide y mejora los valores y las actitudes de tus empleados. Incluso con los empleados que son duros de roer. 

Dicen que lo que no se mide no se puede mejorar. Estamos ya muy acostumbrados a medir el rendimiento y la productividad. ¿Pero por qué no medir los valores? Si hacemos evaluaciones recurrentes a los empleados podemos comprobar si sus valores y actitudes están alineados con la cultura de la empresa.

Con Zeppelean podemos crear evaluaciones recurrentes, ya sea en cascada (los superiores evalúan a los empleados y viceversa) y/o de forma horizontal (los empleados evalúan a sus compañeros). Y tras las evaluaciones podemos dar de alta planes de mejora para aquellos empleados que no hayan alcanzado las notas ideales en algunos de los valores o en algunas de las actitudes.

¿Lo mejor? Que todo parece un juego. Evaluar, ser evaluado o superar los planes de mejora tiene recompensa en forma de monedas virtuales. Estas monedas pueden ser intercambiadas por cromos virtuales para completar una colección de 150 cromos. Incluso podrán intercambiar los cromos con sus compañeros. Y como hemos dicho antes, es necesario empapar todo con la cultura de empresa, por eso la colección de cromos se puede personalizar para que los 150 cromos representen los valores de tu organización.

Aquí encontramos otra clave muy interesante sobre gamificación y cultura de empresa: la sensación de progreso. Según la psicología positiva, la sensación de progreso es una de las principales causas de la motivación, incluso una de las principales causas de la felicidad. Desde algo muy grande (comprobar lo mucho que hemos crecido profesionalmente en los últimos 5 años) hasta algo muy pequeño (ver como se notan los resultados de las últimas semanas de gimnasio). Ver cómo estamos progresando hacia un objetivo nos motiva, y las evaluaciones recurrentes son perfectas para observar nuestra evolución, para observar nuestro progreso dentro de la organización. 

Además esta herramienta es especialmente útil para reconducir a aquellos empleados que no encajan del todo en nuestra cultura empresarial. Puede que nos hayamos puesto serios en este tema cuando ya teníamos un buen puñado de personas contratadas, y claro, no todas están alineadas con los valores que hemos establecido. ¡Pero no vamos a despedirlas solo por esto! Pero puede que os estéis preguntando, ¿estas personas pueden cambiar? ¡Sí! ¡Sí pueden! Costará un poquito, pero sí pueden. El juego puede ayudar a que se interesen por ese cambio que tú necesitas y a que realicen los planes de mejora que les establezcas. Cultiva y haz crecer tu cultura de empresa con gamificación. ¡Es posible!

Además imagínate el poder de ese dashboard de estadísticas. Como todos los datos se digitalizan, podrás tener acceso a una lista completa de empleados, sus notas, su progreso, su evolución, el estado de sus planes… ¡Mucha información a un click de distancia! Sin pasarte otras haciendo cálculos en un Excel. 

Podéis saber más sobre Zeppelean aqui.


Learning Park: Motiva a tus empleados a formarse con la ciudad del conocimiento

gamificacion y formacion

Vamos a empezar con otra clave sobre la cultura de empresa: La cultura de empresa requiere formación. Está muy bien que contrates a gente que comparte los valores empresariales y que tiene las actitudes y las aptitudes necesarias, pero esto es solo el principio. No des por hecho que tus empleados o tus nuevas incorporaciones ya sepan exactamente cuales van a ser las normas, las pautas de actuación y los valores de la empresa.



Lo ideal para este tipo de formaciones que vamos a repetir muchas veces, especialmente si estamos continuamente contratando, es tenerlas digitalizadas y listas para impartir. Un manual en PDF nos podría servir, porque es sencillo y replicable. Pero como estamos hablando continuamente de gamificación y cultura de empresa, voy a hablaros de una herramienta muy interesante: Learning Park.

Learning Park es un LMS (Learning Management System), una herramienta donde subir e impartir cursos de forma digital (ya sea en texto, en video… cualquier material que tengas). Los empleados pueden hacer sus formaciones en el móvil, en una tablet, en un ordenador, en la oficina, en el autobús, en su casa… ¡Dónde quieran!

Lo interesante de Learning Park es la gamificación. Cada empleado (o cada equipo) es el responsable de una ciudad virtual. Esta ciudad va creciendo conforme el empleado vaya superando cursos. De hecho, cuanto mejor sea la nota que saque en esos cursos, más crecerá la ciudad. Esto los anima a repetir los cursos hasta obtener la máxima nota. Además una vez superen los cursos podrán seguir jugando en divertidos minijuegos de preguntas y respuestas para reforzar la información recibida y aumentar la retención del conocimiento

Learning Park es una herramienta estupenda porque la narrativa de la ciudad le da a nuestros empleados un motivo para perseguir la excelencia. En la formación empresarial, especialmente en esta formación más repetitiva, estamos acostumbrados a hacer el mínimo esfuerzo posible para alcanzar el objetivo de forma suficiente, ya que no existe una diferencia entre la mediocridad y la excelencia. ¿Hemos superado el examen con un 5? Suficiente. Me he quitado esto de encima. Pero la ciudad y las mecánicas de juego motivan al usuario a obtener la máxima nota. La ciudad le da feedback al usuario sobre su rendimiento, y cuando recibes feedback, quieres recibir la mayor cantidad de feedback posible. Ahora sí hay una diferencia entre el 5 y el 10. 

Además Learning Park tiene una funcionalidad muy interesante llamada “misiones”. Las misiones son tareas concretas que se realizan fuera de la plataforma, en el mundo real. Estas misiones sirven para convertir buenas prácticas en hábitos. ¿Por qué de qué me sirven las formaciones si luego no pongo en práctica lo aprendido? Este es uno de los grandes problemas de las formaciones, y es que cuando el formador desaparece todos vuelven a los viejos hábitos y nadie pone en práctica lo aprendido. Con las misiones de Learning Park estas acciones se repetirán hasta convertirlas en un hábito.

Y por supuesto, la ciudad puede personalizarse para que represente los valores empresariales. En este ejemplo, la empresa valenciana del ciclo del agua Global Omnium personalizó la ciudad para que fuera un parque acuático. ¿Cómo sería tu ciudad?

Puedes saber más sobre Learning Park en su web. 


Walnut: Que tus empleados repasen la cultura de empresa jugando

gamificacion formación minijuegos

Con Learning Parks hemos visto cómo podemos jugar después de una formación digital. Pero no siempre ocurre este escenario. Puede que prefiramos realizar formaciones presenciales. O puede simplemente que tu cultura empresarial no sea muy compleja y no requiera una formación como tal, pero que aun así quieres que tus empleados la recuerden un poquito cada día. Y si es con juegos, pues mejor. Para este escenario, Walnut es la herramienta perfecta.

Walnut es una herramienta para que tus empleados jueguen entre ellos en divertidos minijuegos de preguntas y respuestas. La diferencia frente a otras herramientas es que Walnut tiene más juegos aparte del típico Trivial. Aquí podemos encontrar simulaciones, “códigos secretos”, encontrar definiciones o palabras robadas.

Los juegos son asíncronos. De esta manera podemos retar a otros compañeros aunque estos no estén conectados al mismo tiempo que nosotros. Lanzaremos un duelo, responderemos a las preguntas, posteriormente nuestro compañero responderá a las mismas, y cuando los dos hayamos finalizado los duelos descubriremos quién ha obtenido más puntos. De esta forma acumulamos victorias para nosotros mismos o para nuestro equipo, y nos posicionamos en un ranking. 

gamificacion formación minijuegos

Esta es una forma fantástica de que la formación por nuestra cultura empresarial siempre esté viva. Con que juguemos dos o tres partidas diarias estaremos divirtiéndonos al mismo tiempo que repasamos los conceptos básicos de los valores de la empresa. ¡Gamificación y cultura de empresa unidas!

Podéis aprender más sobre Walnut aquí. 


Y hasta aquí la recopilación de claves y herramientas sobre gamificación y cultura de empresa. Como habréis podido ver, los elementos de juego pueden ser nuestros grandes aliados a la hora de alcanzar nuestros objetivos. No solo objetivos de productividad, sino también nuestros objetivos formativos y humanos.

¡Comparte el artículo si te ha gustado!

#Gamificación y cultura de empresa. Claves y herramientas para enamorar a los empleados Clic para tuitear

Imagen de: https://iconos8.es