Nadie mejor que Francis Ortiz, CEO en Crea Solutions y consultor sobre Realidad Aumentada, geolocalización, Smart Cities y Realidad Virtual, para hablarnos sobre el Internet de las cosas y su aplicación en el día a día de nuestras empresas.

Con más de 17 años de experiencia en telecomunicaciones y desarrollo de proyectos relacionados con tecnologías disruptivas a sus espaldas, Francis nos cuenta cómo están cambiando las nuevas tecnologías nuestro día a día como consumidores y trabajadores.

Entrevista con Francis Ortiz:

Para los menos entendidos, ¿qué es el Internet de las cosas (IoT) y cómo puede afectar a nuestro modo de trabajar?

El Internet de las Cosas consiste en dotar de conocimiento de su propio estado a cualquier objeto, por ejemplo:

  • Su localización: dónde está, a qué velocidad se mueve, cuánto tiempo está parado…
  • Su funcionamiento: si todo va bien, su nivel de energía, posibles errores de operación…
  • Sus sentimientos (sensores): su propia temperatura o la de su entorno, niveles de humedad, partículas en el aire, el volumen de aire en un espacio, presión…
  • Su comunicación: a través de ondas de radio, bluetooth, WiFi, cables o cualquier otro sistema, conectarse a la red y hablar a través de ella con otros sistemas y a otros objetos y cosas, creando una red de elementos que se comunican entre sí y con su entorno, interactuando y reaccionando de forma apropiada según cada situación.

Tomemos de ejemplo un coche, su bluetooth o manos libres se activa cuando detecta su móvil nada más subirse al vehículo, que previamente ha abierto con su llave inteligente. Al arrancar, realiza un diagnóstico de diversos componentes del motor y le indica que todo está en orden de marcha.

Imagine que es usted un viajero, un transportista o un hombre de negocios que usa su vehículo a menudo, imagine que su vehículo supiera por su agenda que tiene que conducir hasta Andorra, y le enviara un sms o un correo avisando de que tiene la presión baja en la rueda trasera derecha, que como tiene suficiente combustible para la ida, le conviene repostar en la gasolinera más barata, junto a la frontera y que las cadenas para la nieve están en el armario del fondo en su garaje, todo ello sin que lo pida y siempre a su alcance en la pantalla del móvil.

Cuando pasa por el peaje, hay sensores que detectan que lleva un pase digital y efectúan el cargo en su cuenta, para en una zona de descanso y abona el desayuno acercando simplemente el smarphone al datáfono, confirmando con su huella digital, al entrar en Andorra, sensores detectan su móvil y dan instrucciones para que una pantalla gigante le den la bienvenida a Andorra en su idioma, e incluso saludándole por su nombre, si lo ha aceptado previamente, al mismo tiempo, esos sensores se conectan a un sistema integrado de Destino Inteligente y avisan al hotel de que está cerca, se activa la calefacción, la cafetera y la nevera, que hasta ahora estaban apagadas para ahorrar energía. Que llega a su destino gracias al GPS en su móvil y el navegador de Google Maps, y que al llegar al hotel, la puerta detecta su presencia y le abre el paso, al mismo tiempo, se realiza el check in en recepción y se registra su entrada como extranjero en el país.

Todo eso, en su conjunto y más, es el Internet de las Cosas.

Mientras que la gran mayoría de empresas invierten en herramientas de tecnología para estar más y mejor conectados con sus consumidores, descuidan completamente la parte de transformación digital interna. ¿Cómo les pasa factura a corto y largo plazo?

La transformación digital ya no es una opción, ni siquiera para las pequeñas y medianas empresas, que hasta ahora creían que esto no iba con ellas. El nuevo ciudadano digital no sólo usa, sino que espera que los negocios usen la tecnología para ofrecerles más productos, a su medida, más baratos, más rápido, donde sea y en el momento adecuado. A medio plazo sólo sobrevivirán en este entorno aquellas empresas que se adapten o que, por sus características especiales (remotas, exclusivas, temáticas…) se puedan permitir no digitalizarse como un modelo de negocio en sí mismo. El resto, cerrarán.

Sobrevivirán las empresas que se adapten o puedan permitirse no digitalizarse, el resto cerrarán. Clic para tuitear

Es innegable que vamos hacia un mundo cada vez más transparente y conectado, aunque muchas empresas se niegan a dar el salto simplemente por el trabajo que les supone liderar una gestión del cambio de este tipo. ¿Cómo puede la tecnología minimizar ese impacto dentro de la organización?

La tecnología en sí misma no es el fin sino un medio. Un buen asesoramiento especializado, que dé soluciones racionales en función de objetivos, tamaño de la empresa y capacidad de inversión, es clave para la elección de una o un conjunto de soluciones tecnológicas. Y antes, todo debe pasar por una adecuada formación y adaptación del equipo humano al nuevo entorno. Se debe reducir al máximo el miedo a lo nuevo o la resistencia al cambio mediante una adecuada motivación y adaptación gradual a la tecnología, empezando siempre por los puestos directivos.

Se debe reducir al máximo el miedo a lo nuevo mediante motivación y adaptación a la tecnología. Clic para tuitear

entrevista-francis-ortiz-internet-de-las-cosas

Muchos trabajadores le temen a la tecnología, en parte por el miedo a que la propia tecnología sea quien destruya su puesto de trabajo. ¿Cómo convencemos a los trabajadores de que también es positiva para ellos?

Es ya sobradamente conocida esta situación en la historia, yo lo veo como el “síndrome del invento” durante todo el siglo XIX y XX los trabajadores han temido por su puesto con la máquina de vapor, con la hidráulica, con la electricidad y hasta por el teléfono, cuando la realidad es que nunca ha habido los niveles de empleo que hay ahora, con mucha menos población. ¿Qué significa eso? Con cada nueva invención aparecen oportunidades. Por cada puesto de trabajo peligroso o repetitivo que quite un robot, aparecerán docenas de otros puestos en diseño, construcción y mantenimiento de esos mismos robots, sin hablar de la creación de nuevas empresas que intentarán competir por vender mejores, más eficientes y económicos robots. De nada sirve agazaparse tras la ignorancia, las empresas y los empleados deben apostar por el aprendizaje continuo y el reciclaje de aptitudes.

De nada sirve agazaparse tras la ignorancia, hemos de apostar por el reciclaje y aprendizaje continuo. Clic para tuitear

Otros de los grandes miedos de los trabajadores es el análisis de los datos que ofrecen las plataformas digitales, que lamentablemente a veces se perciben como herramientas de control. ¿Qué utilidad puede tener para el usuario el esa monitorización?

Obviamente, estas herramientas se han diseñado con claros objetivos de rendimiento y mejora en la gestión de recursos para las empresas. El trabajador debe aceptar este cambio de una forma pragmática, aportando ideas que mejoren estas herramientas, no sólo en producción, sino también para mejorar su experiencia laboral, no verlas como enemigas, sino como la potencial prueba definitiva de ciertos excesos físicos o insuficiencias técnicas.

Por mucho que los datos indiquen que ciertos procesos son más rentables de esta o aquella forma, en muchas ocasiones, es el factor humano el que, por delicadas interacciones, necesidad de presencia física en un lugar, o el trato con el el cliente, hace que se imponga un punto intermedio entre el análisis crudo de los datos y la realidad del día a día como seres humanos.

Una persona de RRHH, que normalmente tiene un conocimiento limitado de la tecnología, ¿qué características básicas debería buscar en un software?

Que sea sencillo, intuitivo, con una curva de aprendizaje lo más suave posible y con un excelente soporte técnico y de ayuda. Que esté en la nube o que tenga pago por uso, para que pueda escalarse a las cambiantes necesidades de la empresa. Centrarse en la movilidad y que sea compatible con otras soluciones documentales y de ofimática, para poder reutilizar datos y servicios.

Prueba Zeppelean, la plataforma de evaluación continua en la nube que necesita tu departamento de RRHH. 

¿Qué nos depara el futuro en lo que a tecnología e interacción se refiere? ¿Te atreves a hacer alguna aproximación?

La especialización de Crea Solutions es la realidad Aumentada y Virtual, la Realidad Mixta, el Internet de las Cosas, Big Data y sus aplicaciones al Turismo, Patrimonio, Educación y Cultura, Transporte, la industria y sobre todo en la mejora de la vida en las ciudades y Destinos Turísticos. En este contexto tan amplio, veo que finalmente se empiezan a sentar las bases que conseguirán integrar todas estas tecnologías de forma totalmente transparente en la vida cotidiana, apenas las veremos o notaremos, pero nos ayudarán a ser más eficientes, mejorarán procesos e incrementarán tanto los beneficios empresariales como nuestra calidad de vida.

Donde estoy viendo ya un claro interés es en la realidad virtual, el marketing de proximidad y la realidad aumentada. El futuro viene cargado de productos y soluciones que hacen uso de la interacción hombre-máquina. Tenemos que irnos acostumbrando a ser cada vez un poco más cyborgs. Los sensores y los elementos vestibles llegarán pronto a formar parte normal de nuestra ropa, estarán en nuestras lentillas, oídos, manos e incluso bajo la piel. El reto será ahora el almacenamiento seguro de tantos datos y cómo proteger nuestra privacidad. Un futuro complejo pero emocionante a la par.

Y por último, ¿qué es para ti innovar?

Innovar es levantarte cada mañana y pensar cómo puedes ser mejor, más eficiente y productivo, cómo ganar unos minutos más de tiempo libre y mejorar tu calidad de vida para ti y quienes te rodean. Para ello, observa, investiga, aprende y estudia durante toda tu vida. Si buscas constantemente la forma de mejorar, invariablemente terminarás innovando de una u otra forma. La innovación no se inyecta o se toma en píldoras, la innovación es creatividad y conocimiento. Arte y técnica. Innovar es Soñar

Si buscas constantemente la forma de mejorar, terminarás innovando de una u otra forma. Clic para tuitear

María Tatay

Traductora de profesión y comunicadora por vocación. Aporto un poco de la magia de los videojuegos a la vida real a través de @BePrisma_.

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha *