Entrevista a Mar Novillo, Directora de Desarrollo Negocio en Grupo BLC. Mar es psicóloga y ha desarrollado su trabajo en consultoría de selección y escuelas de negocio. Además es formadora y speaker sobre temas relacionados con el desarrollo profesional, la psicología positiva, el optimismo y el sentido del humor en las empresas.

Entrevista a Mar Novillo:

En el mundo de los negocios existe una frase bastante popular que dice que lo único peor que formar a tus empleados y que se vayan de tu empresa, es no formarlos y que se queden. ¿Qué podrías contarnos sobre esto?

Es una frase muy cierta, al igual que esta otra: “Si la formación te parece cara, prueba con la ignorancia”. Efectivamente, la formación hace crecer y desarrollar a nuestros profesionales, y esto impacta directamente en la productividad de la empresa. Del mismo modo también se produce el efecto contrario: La no inversión en formación hace peligrar la supervivencia de la Organización.

“Si la Formación te parece cara, prueba con la ignorancia” Clic para tuitear


El mundo cada vez cambia más deprisa, por lo tanto los perfiles profesionales se quedan desfasados con más rapidez. La formación continua es vital en este nuevo contexto, ¿pero crees que las empresas son conscientes? O lo que es peor, ¿Crees que a pesar de que son conscientes no están dedicando suficientes recursos a la formación de sus empleados?

Pienso que las empresas, cada vez más, son conscientes de ello, y dedican recursos a la formación, pues unas más que otras, por supuesto.

Pienso que la tendencia es poco a poco ir aumentando ese presupuesto. Parece que las empresas están apoyando de manera más efectiva a sus empleados, tal como podemos ver en los datos publicados por El Grupo Cegos en su informe Barómetro anual de “Formación y desarrollo en Europa” 2016 . (Participaron más de 2600 empleados de Francia, Alemania, España, Reino Unido, Portugal e Italia, así como 500 Directores de Recursos Humanos o Formación):

El 77% de los empleados europeos y el 78% de los empleados españoles fueron apoyados activamente por los directivos de sus empresas para poner la formación en práctica.
Por lo menos, los Responsables de Recursos Humanos y Formación coinciden con la afirmación, y consideran la formación como un actor estratégico del desarrollo de las competencias y talento de la empresa.

Mar Novillo


Ahora vamos a verlo desde la perspectiva contraria. ¿Crees que los empleados son conscientes de que en el contexto actual la formación es esencial para su supervivencia profesional?

Sí, claro que sí, un porcentaje muy alto son conscientes. Me remito otra vez al informe “Barómetro anual de “Formación y desarrollo en Europa” 2016” porque aquí los resultados son concluyentes:
9 de cada 10 empleados piensan que la formación ayuda a mejorar la competitividad de su empresa y el recibe un muy alto nivel de satisfacción.
El 94% de los empleados europeos y también de los españoles piensan que el objetivo y el contenido de la formación recibida responden a sus necesidades. Los empleados se sienten apoyados por lo que respecta al desarrollo de sus habilidades.
El 86% y 84% piensa que los puntos de aprendizaje de la formación ayudarán a sus planes de carrera.
El 53% de los empleados europeos se consideran responsables del desarrollo de habilidades y de buscar la formación adecuada.
El 92% cree que la formación aumenta la competitividad de su empresa, siendo un medio para avanzar en una carrera profesional, la búsqueda de un puesto de trabajo y la permanencia en el empleo.
En España los trabajadores valoran especialmente el impacto sobre la carrera 94% y para encontrar trabajo 92%.
A la vista de los resultados podemos concluir que los empleados se sienten cada vez más responsables de su formación profesional. La formación proporciona un medio para aumentar las habilidades individuales y el apoyo a las organizaciones con sus principales transformaciones. Por lo tanto, tenemos la responsabilidad de recordar a las empresas que la formación es más que nunca una inversión estratégica para hacer frente a los cambios estratégicos del mercado.

La formación es más que nunca una inversión estratégica para hacer frente a los cambios del mercado. Clic para tuitear


Mientras que algunos creen que la responsabilidad de actualizarse es del trabajador (y más con los recursos a los que tenemos acceso a día de hoy), otros creen que la responsabilidad es de la empresa. ¿Dónde termina la responsabilidad del trabajador y empieza la responsabilidad de la empresa en la formación?

Sí, es cierto que sobre este enfoque hay diferentes puntos de vista. Yo pienso que la empresa debe facilitar una oferta clara, personalizada y voluntaria, para que cada empleado pueda continuar su desarrollo profesional. Para ello tendría que utilizar los medios y herramientas más efectivas en cada caso, así la empresa se convierte en agente “facilitador” de la Formación.

Pero, de igual manera, por parte del empleado, debe darse la receptividad, el compromiso y la actitud proactiva adecuada, para poder aprovechar y poner en valor al máximo esta inversión por parte de la empresa. De lo contrario no lograremos los objetivos planteados.

En conclusión, para mí las claves son: “No café para todos”, una oferta personalizada, con una metodología coherente, por parte de la empresa; y una decisión voluntaria y comprometida, por parte del empleado.


Cada vez están surgiendo más metodologías innovadoras dentro de la formación, como las plataformas en la nube, la gamificación, la realidad virtual… ¿Qué opinas de ellas?

Estas metodologías son imprescindibles para llegar al mayor número de participantes, y conseguir los objetivos fijados en toda acción formativa.
En Formación, son vehículos excelentes para dos objetivos clave: el aprendizaje y la creación de equipo.
El juego, por ejemplo, es la forma natural que tenemos los humanos para crear cohesión en el grupo. A través del juego aprendemos y nos socializamos. Asimilamos las reglas sociales a la vez que sirven de esparcimiento. El juego nos reta y nos divierte. Nos estimula y nos relaja.
Estas metodologías son necesarias para aprovechar todo el potencial que tienen, tanto como vehículo de transmisión de mensajes como de generación de cohesión en los equipos y herramientas para evitar el “abandono” de la acción formativa.


¿Cómo de importante es la formación en la retención del talento?

Es un factor clave. Para la retención del talento, el salario emocional es fundamental, y está comprobado que es más gratificante en el tiempo.
El empleado percibe la formación dentro de ese “salario emocional” como una inversión en su desarrollo profesional. Esto potencia, sin duda la motivación para el desempeño y el compromiso hacia la organización.

Para la retención del #talento, el salario emocional es fundamental Clic para tuitear


Según la psicología positiva, somos más felices cuando sentimos que estamos progresando en algo, por ejemplo, cuando sentimos que estamos progresando profesionalmente. A pesar de eso a los empleados les cuesta mucho salir de su zona de confort. ¿Crees que la formación puede ser una buena herramienta para mejorar la felicidad de los empleados?

Sin duda, la formación es una herramienta que nos ayuda a mejorar nuestro rendimiento, y esto nos hace sentirnos mucho mejor, es la satisfacción del “trabajo bien hecho”. Esta sensación refuerza también la autoestima y seguridad en uno mismo. Con esta confianza se pueden mostrar rasgos de creatividad e innovación en nuestra forma de desempeñar las funciones y tareas en el puesto de trabajo, tan importante para seguir avanzando.


Y hablando de felicidad. ¿Qué opinas sobre el sentido del humor dentro de las empresas?

Es una herramienta fundamental para mejorar el clima laboral, motivación, compromiso, y como consecuencia, aumentar la productividad en el puesto de trabajo.
Numerosos estudios han demostrado que el humor contribuye a generar un entorno más agradable y humano para trabajar.
Potenciar el sentido del humor de una organización es una manera muy económica de obtener beneficios que aumentan la productividad: mejoras en la selección, la retención, la salud de sus recursos humanos, la innovación, la motivación, la comunicación, la formación, la cohesión de los equipos
En este sentido os recomiendo visitar la página web de HUDIPRO . Se trata de un proyecto genial de mi buen amigo Ángel Largo para potenciar el humor y los entornos positivos de trabajo en las Organizaciones.


Y para finalizar, nuestra pregunta imprescindible. ¿Qué es para ti innovar?

Para mí la innovación es crear algo que aporte un valor diferencial real. Busca satisfacer nuevas necesidades o las ya existentes, pero de una manera mejor.
Es una actitud y filosofía de vida, personal y profesional. Es la forma de buscar soluciones diferentes, a los problemas de siempre, para tener resultados diferentes.
Debemos incluir la innovación en todas las actuaciones que llevamos a cabo. En el entorno empresarial, se trataría de incluir la innovación en la Cultura de empresa. Es una filosofía que hay que entender, integrar y compartir. Debemos plantearnos para qué hacemos las cosas, qué estamos haciendo y cómo lo estamos haciendo.
También entiendo la innovación como la capacidad de adaptación a las nuevas circunstancias económicas, sociales, de recursos, tecnológicas, legales, etc. La innovación, por tanto, puede
entenderse como una dinámica de cambio, ya que es más fácil cambiar de dirección, acelerar o frenar, si uno ya se está moviendo. Esto transformará nuestra relación con nosotros mismos y nuestra relación con el entorno.

Jaime Grau

Fabricante de experiencias y cazador de innovaciones. Siempre jugando, siempre aprendiendo. Diseñador de juego y co-fundador de Prisma.

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha *