Puede que sea lo más raro que te han preguntado hoy. Tranquilos, no nos hemos convertido en una encuesta absurda (y fantástica, que nos encantan) de Buzzfeed. Pero precisamente esa es la metáfora que Ron Clark hace en su libro Move Your Bus. Para él, la empresa es como un autobús sacado de la serie de animación los Picapiedra (un autobús sin suelo que se mueve con el esfuerzo de las personas de su interior) en el que cada uno realiza una tarea determinada para que el autobús llegue a su destino. ¿La clave del éxito de tu empresa? Que sepas detectar y manejar correctamente a los pasajeros de dentro de ese autobús.


El autobús y los tipos de empleados ¿Quién está dentro del autobús?

El conductor: Él es el que dirige, el que gira el volante, el que decide el camino. El conductor es el líder. Y más vale que ese conductor sea creíble, porque si no lo es el resto de personas no van a hacer el esfuerzo necesario para que el autobús se ponga en marcha o para que alcance la velocidad adecuada. Y mucho cuidado, es muy fácil perder la credibilidad pero muy difícil recuperarla.

Si tu empresa fuera un autobús de los Picapiedra ¿Qué pasajero serías? Clic para tuitear

Los corredores: Estos son los que tienen más ganas de llegar al destino. Son los que más esfuerzo están poniendo para que el autobús alcance velocidad. ¿Pero qué ocurre con ellos? Que si el conductor no reconoce su gran esfuerzo, se desmotivan con facilidad y pasan de ser nuestro mayor activo, a un pasajero más (o peor, se bajan de nuestro autobús y se suben al de la competencia). Y reconocer su esfuerzo no es aumentarles el sueldo. Algo tan sencillo como una felicitación es suficiente para que el talento no deje de brillar. Porque el talento sin compromiso es inútil. Si necesitas ideas, aquí tienes 10 formas de motivar empleados que no implican recompensas económicas. 

Los trotadores: Los trotadores no rinden tanto como los corredores, pero son constantes y diligentes. De hecho a veces no rinden tanto como los corredores porque nadie les ha indicado cómo pueden rendir más. Incluso puede  que crean que ellos están en el grupo de los corredores. ¡La clave está en la comunicación! Una ayudita: Cómo mejorar la comunicación en la empresa con gamificación. 

Los caminantes: Aunque este grupo sí aporte, se trata de un grupo peligroso. Primero, porque no aporta lo que debería aportar (para acabar caminando pues no cojas el autobús) y y su dejadez puede acabar contagiando al resto de compañeros. Y segundo, como al final sí aportan, es difícil darles un tirón de orejas.

Los pasajeros: Y por último tenemos los pasajeros. Este sería el grupo más negativo. No solo no está ayudando al resto a mover el autobús, sino que además están sumando peso muerto al vehículo, impidiendo que avance más deprisa y provocando que el resto tenga que hacer más esfuerzo. No es que no sumen, es que además restan. Seguro que ahora mismo estás pensando en alguno, ¿verdad? Aquí te recomendamos formas de dar feedback negativo, que necesitamos tener tacto con estos temas.

La estrategia a seguir: ¿Qué hacemos con cada uno de estos empleados?

Corredores: ¡Motivarlos! ¡Reconocer su esfuerzo! sino, dejaran de hacerlo y perderemos a nuestros mejores aliados. Y reconocer su esfuerzo no supone pagarles más o darles bonus económicos. Algo tan sencillo como una felicitación es suficiente para que se sientan reconocidos.

Trotadores: Detectar qué está fallando con ellos y cómo podemos convertirlos en corredores, así aprovecharemos más su talento. ¡La comunicación aquí es clave!

Caminantes y pasajeros: ¡Estos están en alerta roja! Tendremos que trazar planes de acción concretos para ellos, o tomar una decisión más dura si vemos que estos planes de acción no funcionan.

Seguramente ya tienes en tu cabeza una aproximación de cuantos de tus empleados encajan en esas categorías. Pero cuanto más grande es tu organización, más difícil es detectarlos y actuar en consecuencia. Para ello es necesario medir constantemente. Por ese motivo las típicas evaluaciones de desempeño que se realizan cada año o cada dos años han dejado de tener sentido: Ni los datos que aportan son realistas, ni sirven para dar feedback y motivar al estar demasiado separadas en el tiempo, porque no puedes esperar que dando feedback al empleado una o dos veces al año va a ser suficiente para mantenerlos 100% motivados.

El sistema para medir:

Vamos a explicaros como Zeppelean realiza esta clasificación. No necesitas Zeppelean para hacerlo (aunque puedes pedirnos una demo si quieres), pero te lo contamos por si quieres replicar este sistema en la herramienta que utilizas o con herramientras gratuitas (como una hoja de cálculo de Google).

  • Primero, medir constantemente. Selecciona 5 o 6 indicadores o habilidades que quieres medir y realiza mediciones cada tres meses como mucho. (Lo ideal es cada mes, pero bueno entendemos que estamos todos muy ocupados).
  • Segundo, traza planes de acción para mejorar estas habilidades o indicadores. ¿Las notas no han sido las esperadas? ¡Planes de acción para alcanzar la nota mínim! ¿Las notas si han sido las deseadas? ¡Planes de acción para seguir mejorando! No nos podemos despistar.
  • Tercero: Haz un seguimiento de estos planes de acción. ¿Quien los cumple? ¿Quién los cumple a tiempo? ¿Quién los ignora?

 

Cruzando estos datos (resultados de las evaluaciones y cumplimiento de los planes de acción) podemos obtener nuestros cuatro tipos de pasajeros, o como los llamamos en Zeppelean: los Campeones, los Proactivos, los Cumplidores y los Desmotivados.

  • CAMPEONES: Este sector está cumpliendo correctamente sus planes de acción y además está mejorando sus evaluaciones anteriores ¡Son nuestro mayor talento!
  • PROACTIVOS: Están cumpliendo sus planes de acción, lo que demuestra que tienen ganas de mejorar. Pero por el motivo que sea, no están mejorando sus evaluaciones continuas. ¿Qué está fallando? Lo detectamos y lo solucionamos.
  • CUMPLIDORES: Mejoran sus resultados, pero algo falla porque no están cumpliendo con sus planes de acción. ¿Suerte? ¿O alguien está tirando de su carro?
  • DESMOTIVADOS: Ni mejoran, ni muestran que tienen ganas de hacerlo.

Zeppelean te da una foto real y exacta de tu empresa en cualquier momento y de forma automática, para que periódicamente puedas comprobar estos datos y pasar a acción. Si te ahorras el tiempo que dedicas a realizar este tipo de informes, puedes dedicar todo tu tiempo a mejorar los resultados y la motivación de tus empleados.

¿Quieres subirte al Zeppelean? ¡Pide una demo ahora mismo! ¿O necesitas una herramienta innovadora para gestionar el talento solo para ti? ¡Mira lo que podemos hacer!

Si tu empresa fuera un autobús de los Picapiedra ¿Qué pasajero serías? Clic para tuitear

Jaime Grau

Fabricante de experiencias y cazador de innovaciones. Siempre jugando, siempre aprendiendo. Diseñador de juego y co-fundador de Prisma y Zeppelean.

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha *