Como ya comentamos en el post 10 claves para motivar empleados sin recompensas económicas, más dinero no es lo único que puede motivar a tus trabajadores. De hecho el 71% de ellos afirma que el dinero no es lo que más motiva en la empresa. ¿Sabes que es una de las cosas que más les motiva? El Feedback. Sigue leyendo si quieres saber qué es el feedback, sus tipos, y cómo puedes sacarle provecho en la empresa.


¿Qué es el feedback?

El feedback es uno de los elementos clave de la gamificación (la gamificación consiste en aplicar mecánicas de juego en ámbitos no lúdicos, como la empresa). El feedback es toda información que algo nos devuelve para saber si nuestras decisiones están siendo correctas o no.

Por ejemplo, en un juego, el feedback serían los sonidos de victoria, los sonidos de derrota, los puntos… cualquier dato sensorial que nos informe sobre lo bien o lo mal que lo estamos haciendo en ese juego. En una empresa, el feedback sería toda la información que recibimos sobre lo bien o lo mal que estamos desempeñando nuestro trabajo, por ejemplo, un mensaje de reconocimiento, o una evaluación del desempeño.

El Feedback: la fuente de energía renovable que necesitan tus trabajadores Clic para tuitear

El poder del feedback positivo

el feedback la fuente de energía renovable que necesitan tus trabajadores

El feedback positivo tiene un gran poder en nuestras mentes. De hecho este feedback positivo produce dopamina en nuestro cerebro y este se vuelve adicto, ansiando más feedback positivo. Esta es la razón por la que los videojuegos son más adictivos que los juegos tradicionales, ya que el formato digital permite transmitir mucho más feedback y de forma más inmediata.

A pesar del poder del feedback positivo, en la empresa no se aprovecha ni lo más mínimo. Las evaluaciones de desempeño se realizan una vez al año (si es que llegan a realizarse) y los mensajes de reconocimiento son muy escasos. De hecho el 79% de los empleados que abandonan una organización lo hacen porque sienten que no se les reconoce su trabajo.

Recordemos que nos podemos volver adictos al feedback positivo. Es decir, que si felicitas a un empleado va a querer seguir trabajando para obtener más felicitaciones y más reconocimiento. Si no lo haces, creerá que su esfuerzo es inútil y dejará de trabajar al mismo rendimiento, ya que no notará diferencia entre trabajar de forma excelente a trabajar de forma mediocre.

Si felicitas a un empleado va a querer seguir trabajando para obtener más felicitaciones Clic para tuitear

Por suerte existen herramientas gamificadas como Zeppelean para realizar las evaluaciones de desempeño y que reconocen el esfuerzo de los trabajadores de forma automática.

No todo feedback es positivo, y eso no es malo

El feedback también puede ser negativo, es decir, que te informe de que las acciones que estás realizando o que el desempeño de tu trabajo no es el correcto. Aunque esto no motiva tanto como el feedback positivo, este tipo de feedback sigue siendo muy útil ya que sirve para darnos cuenta de que tenemos que cambiar la forma en la que estamos operando. Y cuánto antes se nos informe, antes lo haremos mejor y menos esfuerzo y recursos desperdiciamos.

Este es otra asignatura pendiente de las organizaciones, tanto por parte de la dirección como por parte de los empleados. Por una parte los empleados sienten que las herramientas de control, como las evaluaciones de desempeño únicamente sirven para penalizar en caso de un mal rendimiento, cuando deberían verse como todo lo contrario: una oportunidad de mejorar aquello que es mejorable y ayudar a los que no están llegando a los objetivos. Por otra parte las organizaciones algunas veces no dejan claras sus expectativas creando problemas de comunicación. Esto provoca que la dirección no esté contenta con los resultados a pesar del gran esfuerzo por parte de los empleados.

Nunca dejes de medir, nunca dejes de comunicar.

el feedback la fuente de energía renovable que necesitan tus trabajadores

La moraleja es que la empresa necesita feedback, tanto positivo (para no bajar el rendimiento y potenciar el talento) como negativo (para reorientar aquello que es mejorable), y ese feedback debe de ser recurrente. Herramientas como Zeppelean pueden ayudarte, ya que realza evaluaciones de desempeño de forma recurrente (semanal, quincenal y mensual), anima a los empleados a mejorar sus objetivos a través de la gamificación, y otorga los dos tipos de feedback.

lo que rrhh deberia aprender de pokemon go

En definitiva, lo que no se mide no se puede mejorar. Y si no das mérito a lo que sí funciona, cualquier día puede dejar de funcionar.

Jaime Grau

Fabricante de experiencias y cazador de innovaciones. Siempre jugando, siempre aprendiendo. Diseñador de juego y co-fundador de Prisma y Zeppelean.

15 comentarios en “El Feedback: la fuente de energía renovable que necesitan tus trabajadores

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha *