Si quieres construir una empresa que crezca y sobreviva a un escenario en constante evolución no puedes conformarte con un equipo de empleados que cumpla con el mínimo trabajo posible para no llevarse una bronca y un despido. Necesitas súper-empleados proactivos que quieran asumir responsabilidades, necesitas que todos tus empleados se comporten como líderes. Lo que no puedes esperar es que estos empleados aparezcan por arte de magia. ¿Qué estás haciendo en tu empresa para fomentar una cultura de trabajo que empodere al empleado para que realmente se preocupe por la empresa? Aquí te dejamos 5 trucos para tener súper-empleados que trabajen como líderes.

Los empleados necesitan un propósito común

¿Quieres que todos tus empleados trabajen como líderes? El primer paso es darles un sentido a su trabajo, un propósito común. No van a trabajar como líderes si se sienten pequeñas maquinitas programadas para realizar 5 o 6 tareas concretas sin contexto. Hazles ver la importancia que tiene para un objetivo común que realicen esas 5 o 6 tareas concretas.

Que todos los empleados conozcan el porqué de sus tareas y como estas suman al objetivo común tiene dos funciones clave:

  1. Aumentar la proactividad y la auto-gestión, ya que si conoces el objetivo final de tu tarea puedes tomar mejores decisiones sin depender de un superior. Nos llevaríamos las manos a la cabeza si nos diéramos cuenta de la cantidad de acciones de nuestro día a día que realizamos por costumbre y por inercia y que no están sumando valor al resultado final. Que el empleado esté al corriente del objetivo final puede solucionar esto. Esto se multiplica por 10 si además tenemos un clara cultura de empresa que ayude a tomar decisiones alineadas con los valores de la organización.
  2. Aumentar la motivación. Como afirma Daniel H. Pink, toda una figura clave en la psicología positiva, uno de los elementos que más nos motiva en nuestro día a día es darle un propósito a nuestras acciones, saber que están construyendo algo. De hecho una de las cosas que más desmotiva a los empleados es tener que realizar acciones que ellos mismos saben que son inútiles y no sirven para nada. Esto se ve reflejado en una de las técnicas clave que está cambiando para siempre la forma de trabajar: la gamificación. La gamificación ayuda a darle un propósito (real o imaginario) a cada una de las acciones que realizamos, aumentando las motivación al realizar tareas que pueden ser algo tediosas. Y no solo se puede aplicar en el trabajo, sino también en la educación o en el marketing, entre muchos otros campos.
5 trucos para tener súper-empleados que trabajen como líderes. Clic para tuitear

Fomenta la transparencia

Fomenta los espacios de trabajo donde la comunicación fluya y donde la mayoría de los datos y de la información se compartan abiertamente. No puedes pretender que tus empleados se comporten como líderes si se enteran antes de las noticias de su empresa por la prensa que por la dirección. Si quieres que tu empleado muestre proactividad como si la empresa fuera también suya, comparte información con él cómo si de verdad la empresa fuera suya, y esto incluye datos financieros.

No puedes pretender que tus empleados se comporten como líderes si se enteran antes de las noticias de su empresa por la prensa que por la dirección. Clic para tuitear

Facilita la adquisición del conocimiento

súper empleados que trabajen como líderes

Si quieres tener una plantilla de súper empleados debes fomentar dos elementos clave: las actitudes apropiadas y los conocimientos adecuados. La formación continua es una forma fantástica de retener el talento y de que los empleados sientan que están creciendo profesionalmente. Y sí, es cierto que es muy difícil medir el retorno de la inversión de la formación y bajar a tierra ese dato para mostrárselo al jefe, pero no importa. Cuando a los responsables de General Motors le preguntan sobre el ROI (Retorno de la Inversión) de la Kettering University (la universidad de General Motors y cantera de talento de la compañía) su respuesta es que el retorno es INFINITO.

Algunas herramientas como Zeppelean Academy pueden ayudar a motivar a los empleados a realizar formaciones, ya que utilizan elementos de juego y competiciones lúdicas para reforzar la retención del conocimiento y para incentivar la formación. Si te interesa el uso de la gamificación en la formación puedes realizar este curso 100% gratuito.

Contrata a empleados de clase A

súper empleados que trabajen como líderes

No hay nada que desmotive más a los empleados de primera, que tener que trabajar con empleados de segunda y de tercera. Aprende a contratar bien, que las manzanas podridas pueden estropear toda la cesta de manzanas. Durante los procesos de selección no te fijes tanto en las aptitudes y fíjate más en las actitudes. Te saldrá más barato formar a un empleado de “Clase A” (con ganas de aprender, con ganas de trabajar, con ganas de relacionarse con el equipo, proactivo…), que contratar a un empleado mediocre pero con la formación adecuada.

No hay nada que desmotive más a los empleados de primera, que tener que trabajar con empleados de segunda y de tercera. Clic para tuitear

Algunos consejos:

Contrata lento. Conocemos empresas cuyos procesos de selección son de más de 9 meses porque quieren contratar a lo mejor de lo mejor. Y los resultados se notan: facturan más de 8 millones de euros con una plantilla de 30 personas.

Adelántate a tus necesidades: Si tu empresa tiene un mapa de objetivos y una estrategia a 3 o 5 años deberímos ser capaces de averiguar qué perfiles vamos a necesitar dentro de 6 meses y empezar procesos de selección con tiempo. Contratar con prisas no suele traernos buenos resultados.

Retén el talento. El plan de empresa puede ayudarnos a descubrir qué perfiles necesitaremos en unos meses. ¿Pero y si un empleado dice que se va y sólo tengo 15 días para cubrir un perfil? Pues trabaja para que tu talento no se vaya. Horario flexible, planes de carrera, gamificación, salario emocional, bonus, salarios altos, acuerdos con guarderías o gimnasios… ¿Qué les puedes ofrecer a tus empleados para que no les compense irse?

Establece un estrategia de “employer branding. Si tu empresa se convierte en uno de los mejores lugares para trabajar y lo comunicas de forma correcta, el talento vendrá solo. Eso permitirá tener perfiles fichados en la recámara para llamar al más apropiado si surge un imprevisto.

 

Crea espacios de trabajo que enamoren

súper empleados que trabajen como líderes

Nos vamos a poner un poquito superficiales, y es que el aspecto a veces sí importa. Una de las últimas tendencias son los espacios “wellness”, oficinas y espacios de trabajo que cuidan tanto el bienestar emocional del empleado como el ambiente y el lugar donde trabajan. Oficinas de diseño, con múltiples lugares donde trabajar para no hacerlo siempre desde el mismo sitio, que inspiren creatividad

5 trucos para tener súper-empleados que trabajen como líderes. Clic para tuitear

¿Se te ocurre alguna forma más para formar súper-empleados que trabajen como líderes? ¡Compártela!

Jaime Grau

Fabricante de experiencias y cazador de innovaciones. Siempre jugando, siempre aprendiendo. Diseñador de juego y co-fundador de Prisma y Zeppelean.

Contestar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha *